Eurorejas.com Venta de Rejas Online – compra tu reja al mejor precio, calcula tu reja

Eurorejas.com Venta de Rejas Online – compra tu reja al mejor precio, calcula tu reja

Rejas de casas con historias (1ª parte)

rejas para ventanas
En este nuevo espacio del blog de Eurorejas nos vamos de ruta a buscar las rejas de casas con historia o mejor dicho con «historias». Rejas de casas que han guardado a personajes famosos a lo largo de la historia, reyes, presidentes, amantes,… rejas que esconden secretos o curiosidades. ¿Nos acompañas? Para esta primera parte de Rejas de casas con historias (con «s»), nos desplazamos hasta el Valladolid del gran emperador Carlos I. Corría el año 1527 cuando la Familia Real de Carlos I (y V de Alemania) y toda la corte, por supuesto, pasaba por Valladolid alojándose, como en otras ocasiones había hecho, en el Palacio de Pimentel. En aquel justo momento, la emperatriz Isabel se encontraba en avanzado estado de gestación del que sería años más tarde «El Rey Planeta» Felipe II. Pues bien, el heredero «Rey de las Españas» nacería un 21 de mayo en aquel palacio e imaginaros lo importante que fue para la ciudad de Valladolid el ansiado nacimiento de un hijo barón, iniciándose de seguida los preparativos para el bautizo real.

Rejas de casas con historias

¿Y que tiene que ver todo esto con nuestro artículo de de rejas de casas con historia? Pues todo se debe a una ley existente en aquella época que ordenaba que cada recién nacido debía ser bautizado en su parroquia correspondiente. El casco antiguo de Valladolid, donde se encuentra ubicado el palacio de Pimentel, es una zona repleta de edificios con mucha historia, iglesias, palacios… y nuestro emperador quería que su hijo fuese bautizado en el altar mayor de la Iglesia de San Pablo mucho más solemne que la Iglesia de San Martín que era la que correspondía por tener la puerta principal del palacio de Pimentel orientada a esta parroquia. ¡Qué cosas! rejas de casas con historias Por eso, cuenta la historia que el Carlos I, no quiso contravenir esta orden tan arraigada en aquella época y mando cortar por la mitad la reja de la habitación donde permanecía su esposa con el príncipe, convirtiendo esta en dos hojas batientes para poder sacar por ella al recién nacido, a su esposa y a todo el séquito, en frente mismo de esta ventana enrejada, a escasos pasos, se encontraba la puerta de la Iglesia de San Pablo. ¡Y así todo arreglado!. rejas de casas con historias Ese mismo día se había colocado unos peldaños y todo un pasadizo engalanado para la gran ocasión, desde esa misma ventana hasta las puertas del altar mayor de la Iglesia de San Pablo por donde pasaría la toda comitiva real. Tras terminar este acto se decidió cerrar definitivamente esta reja con una cadena para dejar constancia de los hechos, como se puede ver en la fotografía y así permanece hasta hoy día. Si te gustan nuestras historias, no dejes de seguirnos y compártela en tu muro! Gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *