Eurorejas.com Venta de Rejas Online – compra tu reja al mejor precio, calcula el precio de tu reja

Eurorejas.com Venta de Rejas Online – compra tu reja al mejor precio, calcula el precio de tu reja

Rejas con Historias. El cuento de «Las tres rejas».

Las Tres Rejas
Las rejas nos ofrecen seguridad en el hogar. Solamente abrimos las rejas de nuestras casas cuando estamos muy seguros de las personas que están cerca de ellas. Y también sirven, como puedes leer en este cuento anónimo llamado «Las tres rejas» para valorar, filtrar, considerar aquellos aspectos propios del ser humano como la verdad, la bondad y la necesidad. La Navidad también es tiempo también para la reflexión. Por eso hemos buscado este cuento anónimo que te hará pensar que las rejas no solo sirven para protegernos del exterior, sino para tener seguridad en nosotros mismos. Nuestra capacidad para interpretar, valorar la certeza de aquellos mensajes que recibimos y la importancia de los mismos antes de comprometer a otras personas muchas veces con simples vanlidades. Lee con atención el mensaje de este maravilloso cuento anónimo de «Las tres rejas» que te proponemos hoy en la sección del blog de Eurorejas de «Rejas con Historias«. Un mensaje válido tanto para pequeños como para los más mayores. Esperamos que te guste.

«Las Tres rejas», cuento anónimo.

El joven discípulo de un filósofo sabio llega a su casa y le dice: -Maestro, un amigo estuvo hablando de ti con malevolencia… -¡Espera! -lo interrumpe el filósofo-. ¿Hiciste pasar por las tres rejas lo que vas a contarme? -¿Las tres rejas? -preguntó su discípulo. -Sí. La primera es la verdad. ¿Estás seguro de que lo que quieres decirme es absolutamente cierto? -No. Lo oí comentar a unos vecinos. -Al menos lo habrás hecho pasar por la segunda reja, que es la bondad. Eso que deseas decirme, ¿es bueno para alguien? -No, en realidad no. Al contrario… -¡Ah, vaya! La última reja es la necesidad. ¿Es necesario hacerme saber eso que tanto te inquieta? -A decir verdad, no. -Entonces… -dijo el sabio sonriendo-, si no es verdad, ni bueno ni necesario, sepultémoslo en el olvido. FIN

La verdad que pasar por el filtro de las tres rejas se puede transpolar no solo a lo que oímos hablar, sino también a todo aquello que pensamos y que aplicado en el acto puede volverse en nuestra contra si antes no lo reflexionamos bien.

Si te gustó este cuento, te invitamos a compartirlo en las redes sociales.

Un saludo y gracias por leernos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *