Eurorejas.com Venta de Rejas Online – compra tu reja al mejor precio, calcula el precio de tu reja

Eurorejas.com Venta de Rejas Online – compra tu reja al mejor precio, calcula el precio de tu reja

Cómo pintar rejas oxidadas

pintar rejas oxidadas
Las rejas son elementos muy importantes en nuestro hogar no solamente en términos de que brinda seguridad y protección, sino que además también le dan una apariencia agradable en el exterior. Pero desafortunadamente las rejas metálicas tienden a oxidarse por las inclemencias del tiempo y por ello se hace indispensable pintarlas. A continuación te hablamos precisamente sobre cómo pintar rejas oxidadas fácilmente.

Pasos para pintar rejas oxidadas

pintar rejas oxidadas Si bien es cierto que ciertos tipos de metales como el acero son más resistentes a la corrosión, es un hecho que de todas maneras terminará oxidándose con el paso del tiempo. Se puede cubrir el metal oxidado utilizando un acabado atractivo de pintura, pero para ello se debe seguir el procedimiento adecuado si quieres tener los mejores resultados.
  1. Lo primero que debes hacer es aflojar la corrosión de las rejas oxidadas utilizando un cepillo metálico. Esto puedes hacerlo manualmente o también puedes utilizar una maquina de arenado para remover la corrosión. Dichas maquinas de arenado son bastante eficientes ya que utilizan aire comprimido y partículas de arena para eliminar todo el oxido y limpiar perfectamente las superficies metálicas.
  2. A continuación procede a lijar a fondo la superficie metálica utilizando para ello una lija de grano 80 y posteriormente utiliza una lija más fina de grano 120. Cuando termines es muy importante que te asegures de barrer la zona de trabajo con una escoba para deshacerte de cualquier partícula que pueda interferir durante el proceso de pintado de las rejas oxidadas.
  3. Lo que sigue después es proceder a lavar la superficie de la reja con un limpiador desengrasante, el cual puede ser un limpiador liquido a base de pino, naranja, etc. Es importante que utilices un cepillo de fregar para frotar la superficie y después enjuagar con agua limpia.
  4. El siguiente paso al pintar rejas oxidadas es mojar un trapo con un disolvente de pintura y luego proceder a limpiar la superficie metálica de las rejas oxidadas. La función principal de este disolvente es la de remover el acabado oxidado que aparece después de limpiar la superficie metálica.
  5. A continuación procede a colocar una lona o cubre la zona alrededor de la reja de metal con lonas para evitar que pueda caerle pintura.
  6. Cepilla un imprimador anticorrosivo que incluya cromato de zinc o en su caso oxido de hierro al metal. Después deja que el imprimador seque según las indicaciones en la etiqueta. En caso de ser necesario debes repetir en procedimiento. Ten en cuenta lo siguiente:
  • No debes utilizar un rociado de pintura o botes de pintura en aerosol para la aplicación del anticorrosivo ya que no penetrará en todos los poros diminutos de la superficie metálica. No debes olvidar esta recomendación ya que incluso es más importante que la capa de acabado debido a que en un futuro hará que el proceso de oxidación sea mucho más lento.
  • Igualmente es recomendable que utilices barniz anticorrosivo sobre una capa de imprimador regular.
  1. Procede a pintar la superficie metálica con dos capas de pintura para exterior ya que la mayoría de la superficie metálica se mantiene afuera. En este caso puedes escoger un acabado mate, ya sea semi-brillante o satinada. Para este procedimiento sigue estos pasos:
  • Utiliza una brocha o un rodillo para aplicar la pintura si quieres asegurarte de cubrir cada espacio en la superficie metálica. Debes sostener la brochA desde la base del mango para tener un mejor control de las pinceladas.
  • Ahora bien, para que la capa de pintura sea pareja, puedes utilizar una pintura en aerosol, sin embargo asegúrate de sostener la lata de pintura a la distancia apropiada que se indica en las instrucciones . Procede entonces a rociar la pintura paralela a la reja, moviendo tu mano con delicadeza de un lado a otro durante la aplicación. Si lo haces de esta manera obtendrás un acabado con apariencia profesional, además de que evitaras goteos en la superficie metálica de las rejas.
Finalmente y como recomendación adicional, es importante que prepares la superficie metálica usando un convertidor de oxido en lugar de un cepillo metálico. Lo que sucede es que se cambia el oxido a un material inerte mediante el uso de una reacción química, lo cual es una buena alternativa para las superficies adornadas, no obstante que puede generar una gruesa capa de polímero texturizado sobre la superficie metálica.